Maduración grafomotriz (2). Desarrollo psicomotor

Etapas del dibujo en niños de 4 años

Coordinación Dinámica General

Solía empezar a trabajar de forma bastante simple, los niños moviéndose por todo el espacio que se podía utilizar, primero andando lentamente y después les dejaba decidir la velocidad, moviendo las diferentes partes del cuerpo libremente. Como la lentitud terminaba pronto, poco a poco iban corriendo y moviéndose más rápido hasta que se cansaban. Al no dar prácticamente normas sobre lo que se estaba haciendo (creo que estas actividades deben utilizarse también para fomentar la creatividad del niño) se favorecía una atmósfera espontanea y libre, y la integración de los niños con menos habilidades sociales. De esta manera, aprovechaba ese momento para descansar e iniciar un “mini proceso” de relajación que más adelante me servía para trabajar la tensión-distensión.

Actividades que realizábamos:

  • Marchas: andando y corriendo, en superficies lisas sin obstáculos: hacia delante–atrás, a la izquierda-derecha, andar sobre un pie, con el talón, de puntillas, saltando pequeños obstáculos.
  • Arrastrarse, gatear, reptar, levantar los pies y las piernas, y moverse arrastrando los muslos y la barriga apoyándose en las manos (poco espacio).
  • Sobre el listón de Kephart hacíamos muchos ejercicios porque son muy útiles para trabajar el equilibrio, perder el miedo a saltar, etc.
  • Realizar diversos movimientos imitando o siguiendo las órdenes verbales de la profesora o  de cualquier niño.
  • Este contexto resulta inmejorable para trabajar diferentes conceptos básicos; por ejemplo los espaciales: izquierda-derecha, cerca-lejos, encima-debajo; ordinales: primero-último, segundo-tercero …Si decimos, “colócate al lado  o encima  del listón de Kephart” y trabajamos estos conceptos poniéndose al lado o encima de la barra, si lo ha “ vivido” y lo ha entendido, sabrá perfectamente lo que tiene que hacer en la clase cuando se le diga “dibuja un perro y al lado su dueño” no tendrá ninguna dificultad para entender perfectamente las instrucciones que se le dan.
  • Subir y bajar escaleras siempre me pareció un ejercicio muy bueno de coordinación. Además, tiene una gran ventaja: en todos los colegios hay escaleras, aunque también es verdad que no todas están en el sitio adecuado.

 

El Programa de Educación Psicomotriz de Mª Victoria de la Cruz y MªCarmen Mazaira, afirma que:

“A los 3 años el niño no tiene dificultad en sus desplazamientos, incluyendo subir y bajar escaleras; su equilibrio es bueno.”

Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación. Como los niños de E. Infantil del colegio están en la planta baja, todos los días subo niños a la primera planta, donde está mi aula, y los bajo posteriormente. El primer día que los llevo a mi clase, observo si suben y  bajan la escalera con seguridad y alternado los pies; con los que no lo hacen, aprovecho para llevar a cabo este ejercicio.

No quiero terminar este apartado sin mencionar  “el frenado”. A muchos niños les cuesta trabajo pararse de repente cuando están en movimiento, porque su cuerpo les “empuja” hacia adelante. Esta situación se mejora cuando empiezan realizando saltos desde un ladrillo o desde cualquier objeto con poca altura, también parando la marcha cuando se les da una señal determinada.

Estos ejercicios que favorecen el equilibrio y el control global del cuerpo también ayudarán al niño a que su mano ejerza el mismo control sobre el lápiz, cuando tenga que hacer una pausa en un momento y espacio determinado a la hora de dibujar o escribir.

Estas y otras actividades como trabajar las posiciones del cuerpo (acostado, sentado y parado) y potenciar los desplazamientos del mismo nos llevan a desarrollar la percepción global del cuerpo y a conocer e integrar las partes del mismo.

El inventario de J.Berges e I. Lezine nos pueden servir para hacer un registro del conocimiento de las partes del cuerpo de nuestros alumnos.

 

EDUCACIÓN GRAFOMOTRIZ

Siguiendo la obra citada “Primeros trazos”, “ Gesell, Terman, Piaget y Brunet –Lezine coinciden en constatar la aparición del trazado del círculo a los tres años.”

Entre los tres y los cuatro años, el niño suele hacer trazos verticales, horizontales y cruces. Alrededor de los cuatro años, el niño verbaliza lo que dibuja, a veces con poca precisión (incluso el mismo dibujo puede ser una cosa en un momento y otra distinta en otro).

 

dibujos Clase de 5º de Educación Infantil 4 años

Me cuesta trabajo delimitar las etapas de maduración grafomotriz por varias razones. En primer lugar, no todos los niños maduran de la misma manera ni en el mismo período de tiempo, porque en estos años el niño es un fiel reflejo de su medio familiar en todos los ámbitos y esto es lo que manifiesta en el centro escolar. Por otra parte, el niño no siempre madura de forma lineal, un cambio en su vida puede afectarle en su evolución, cualquier maestra pudo observar en su clase cambios significativos en alumnos por distintas razones, que, en principio, no esperaba.

Otro aspecto que no podemos obviar es el siguiente: todos sabemos que en cualquier clase de Educación Infantil hay niños con casi un año de diferencia. En tan pocos años de vida, doce meses es mucho tiempo, porque durante este período el niño vive muchas experiencias muy importantes. Haciendo una interpretación simplista de este hecho, podemos decir que un niño que haya nacido en enero ya está corriendo cuando los niños que nacen a final de año, acaban de venir al mundo.

 

Etapas del dibujo en niños de 4 años

 

Por estas y otras muchas razones hay que observar los trabajos de los niños, se trate de la figura humana o no, con mucha flexibilidad. Los dibujos que muestro aquí  sirven únicamente para darnos  una idea global sobre la interpretación que hacen de la figura humana.

 

En este gráfico se pueden ver las diferentes etapas de maduración grafomotriz según varios estudiosos de este tema.

 

etapas maduracion grafomotriz

Quizás te interese

1 comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.