Prensión del lápiz (Escritura – 4)

Prensión correcta del lápiz

Siempre que empiezo cualquier actividad con los alumnos, procuro explicarla con claridad antes de que la realicen para no poner a los niños en situación de fracaso. Explico y repito las veces que sean necesarias esa actividad hasta que estoy casi segura de que todos la han entendido y saben exactamente lo que tienen que hacer y cómo. El proceso es muy importante.

Primeras actividades relacionadas con la escritura.

actividades previas a la escrituraactividades previas a la escrituraactividades previas a la escritura

Posición del cuerpo.

Les enseño a sentarse correctamente y me siento para que lo vean. El cuerpo debe de estar paralelo a la mesa, la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla, la cabeza recta, los pies en el suelo y las manos sobre los muslos. A partir de aquí, empezamos a escribir.

Posición de la mano.

Cuando empezamos a escribir, dibujar o pintar (primeros cursos), el antebrazo y el codo deben estar apoyados sobre la mesa. Las posturas incorrectas del cuerpo influyen negativamente en la escritura.

 

Forma correcta de coger el lápiz

Prensión correcta del lápiz

El lápiz se sujeta con el dedo pulgar e índice, el dedo mayor (corazón) sirve para apoyarlo (sobre la falange inferior).

 

Un número considerable de niños cogen el lápiz incorrectamente y parte de ellos llegan al colegio con este error bastante afianzado, lo que complica notablemente su corrección. Si además cuando intentamos enseñarles a coger el lápiz correctamente no contamos con el apoyo de la familia, es casi imposible poder llevar a cabo la corrección, porque cuando el niño dibuja o escribe en su casa, sigue cogiendo el lápiz mal. En más de una ocasión me encontré a padres a los cuales esto les parecía una tontería y, por lo tanto, su colaboración era nula.

 

Formas incorrectas de coger el lápiz

 

apoyos multiples, agarre incorrecto del lápiz

agarre incorrecto del lápiz

agarre incorrecto del lápiz, crispación

agarre incorrecto del lápiz>

agarre incorrecto del lápiz, crispación width=

 

  • Apoyos múltiples.- Sujetan el lápiz utilizando tres dedos, colocando las yemas de dichos dedos sobre el lápiz, (en lugar de utilizar el dedo corazón como punto de apoyo, lo colocan también encima del lápiz). Con esta postura no son capaces de controlar el lápiz con la precisión necesaria para escribir de forma relajada. Además, como consecuencia la mano se cansa y la escritura es lenta.

– Posición de barrido.- Es bastante común en niños pequeños y, que en muchos casos, la siguen manteniendo a lo largo del tiempo. También se da con mucha frecuencia en niños zurdos.

En esta posición colocan la mano en gancho por encima de la línea de escritura, (renglón) abren mucho el brazo respecto del cuerpo, lo separan excesivamente del cuerpo y tapan con la mano lo que escriben. Como no pueden ver su escritura, a menudo, tienen que modificar la postura del cuerpo para poder ver lo que están escribiendo y, por esta razón, mantienen su cuerpo en posición incorrecta. La parte superior del lápiz está orientada totalmente hacia el exterior.

Como consecuencia, durante todo el tiempo que el niño está escribiendo, la posición del cuerpo (columna) es incorrecta lo que provoca cansancio, dolor en la muñeca, lentitud etc. (me ha costado bastante trabajo corregir esta posición, cuando lo he conseguido).

– Crispación en los dedos.- Al sujetar el lápiz, el índice y el pulgar hacen dos ángulos rectos, doblándose los dedos. Por este motivo, a veces, se produce una sensación de dolor que obliga a hacer pequeñas pausas para poder descansar.

También es necesario orientar convenientemente sobre el lugar dónde deben colocar los dedos sobre el lápiz: ni muy cerca de la punta, ni muy alejados de la misma.

Otro factor importante sobre el que debemos incidir es en el hecho de enseñarles a colocar el papel correctamente antes de empezar a escribir o pintar.

Las posturas incorrectas convierten la escritura, una actividad que debería ser placentera, en una actividad estresante y poco agradable que además exige un esfuerzo inútil.

Estoy segura que merece la pena, y mucho, el esfuerzo de tratar de evitar estas situaciones en el aula. Llevo mucho tiempo trabajando en esto y estoy completamente segura de que estos errores se pueden corregir con la colaboración (y constancia) de todos.

 

ORIENTACIONES

Hay muchísima información sobre el tema tratado aquí. Voy a publicar estas orientaciones (que son casi imposibles de conseguir) que están sacadas de uno de mis libros favoritos:

TRATAMIENTO EDUCATIVO: Factores Madurativos y Dificultades en Aprendizajes Básicos

E.P.O.E.- CADIZ.

(Consejería de Educación de Cádiz. Delegación Provincial de Cádiz).

Gracias a todas las personas que hicisteis posible “mi encuentro” con este libro, que tanto me ayudó en mi vida profesional.

Quizás te interese

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.