Fundamentos del método de lecto-escritura: “Método al Revés” (1)

aula escolar

Primera parte.

  1. La mayoría de los errores que presentan los escolares en el área de Lengua, tanto en lectura como en escritura, casi siempre se producen en el mismo momento y por causas similares. A veces les enseñamos ya con errores y como consecuencia aprenden e interiorizan mal, afianzando los errores.
    Esta situación acaba repercutiendo en todos los aprendizajes.
  1. No encuentro ninguna razón que justifique un aprendizaje con errores.

  1. Los errores cometidos en el inicio del proceso del aprendizaje de la lectura y de la escritura suelen convertirse, en muchas ocasiones, en irreversibles.
  1. En principio, no creo mucho en las recuperaciones, pienso que sólo son útiles en contadas ocasiones y en circunstancias que raras veces se dan en los centros educativos. Las recuperaciones, por lo general, necesitan mucho tiempo para ser efectivas (suponiendo que se consiga). Además la jornada escolar no dispone de todo ese tiempo, ya que la ley establece el tiempo que los alumnos pueden salir de clase y aquí ya empezamos mal, porque no todos los niños tiene las mismas necesidades ni todos los niños necesitan el mismo tiempo para recuperar sus dificultades. Por otra parte, hay que dedicar un tiempo considerable a “borrar” aprendizajes erróneos y a enseñar correctamente, de una forma distinta a cómo se aprendió, ya que generalmente ese aprendizaje se ha reforzado durante mucho tiempo.
  1. Apoyos dentro del aula impartidos por profesoras de P.T o A. y L. Nunca he sido partidaria de este tipo de apoyos porque mi experiencia me demostró continuamente que no son efectivos. Cuando dentro de una misma aula hay dos maestras trabajando con grupos diferentes, un grupo interfiere en el trabajo del otro, se molestan y conseguir que los niños presten atención y que se centren en sus trabajos es muy difícil o imposible. Los apoyos en el aula, desde mi punto de vista, sólo funcionan cuando se apoya de forma continuada y por la misma persona a un solo niño cuyo nivel está muy cerca del nivel medio de la clase, y por tanto, con la ayuda de ese apoyo el alumno puede seguir la marcha de la clase.
  1. Apoyos generales. A veces tuve que apoyar dentro del aula de forma aislada (aún no tenía A y L.) y los resultados tampoco fueron efectivos. Todos los niños necesitan una enseñanza perfectamente secuenciada pero en el caso de niños con dificultades la secuenciación es un requisito imprescindible. Apoyando una o dos horas semanales a más de un aluno dentro del aula, a veces en un nivel con el que no se tiene relación, a mí me resulta imposible llevar a cabo un trabajo serio con el que se consiga una mejora en el rendimiento del alumno. Me parece una pérdida de tiempo.Considero que [piopialo]recuperar a un alumno de forma efectiva es muy difícil y se necesitan conocimientos, tiempo y mucha dedicación[/piopialo].
  1. Es imprescindible disponer de un diagnóstico fiable y que la persona que se dedique a llevar a cabo la recuperación tenga los conocimientos suficientes para saber por qué se han producido esos errores, cuándo han empezado a hacerse notables y cómo se deben corregir. Yo estoy sólo a medio camino en los tres puntos citados.

Quizás te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.