Cuando el alumno llega al centro (1)

niña pequeña

Cuando un alumno llega al centro, presenta unas “características escolares” que están   directamente ligadas a la estimulación que ha recibido en su medio y que tienen una relación directa con la madurez necesaria para el aprendizaje escolar. Nadie discute la importancia que desempeña la familia en el rendimiento escolar de los niños, de hecho, siempre que hablamos de éxito o fracaso escolar, la familia aparece como núcleo esencial.

Diversos estudios ponen de manifiesto la correspondencia existente entre fracaso escolar y la participación de los padres, aludimos al hecho de que la mayoría de los progenitores de los niños que fracasan no tienen interés por el trabajo que sus hijos hacen en el colegio y reflejan actitudes de indiferencia e incluso hostilidad respecto al centro educativo al que asisten sus hijos y al trabajo de sus profesores.

Cuando un niño se incorpora al Sistema Educativo, aporta un instrumento básico: su código lingüístico. Este código es de transmisión familiar y está fuertemente mediatizado por el entorno en el que el niño se desenvuelve.

Su código lingüístico le servirá de soporte de todos sus aprendizajes durante  su vida escolar y se mantendrá a lo largo de toda su trayectoria vital. BERSTEIN considera que el Lenguaje influye notablemente en el destino cultural de cada persona.

En cuanto a la influencia del Lenguaje en el proceso de socialización del niño, BERSTEIN, llegó a la conclusión de que los niños de clase media poseen, cuando llegan a la escuela,  un lenguaje similar al que se utiliza en el centro educativo, con lo que el grado de comunicación  que se establece entre los niños y el profesor es el adecuado para empezar a “aprender” adecuadamente.  Por otro lado, los alumnos de clases populares tienen una falta de unidad entre “su” lenguaje (sintaxis elemental, escaso nivel de vocabulario, etc.) y el de la escuela, con lo que ya empezamos con los primeros problemas de comunicación.

Entre otras muchas razones, y entre las que se encuentra en primer lugar el haber vivido la experiencia contraria, siempre defenderé que los niños deberían aprender a leer y escribir en su lengua materna.

PÉREZ SERRANO demostró en sus estudios que de todos los indicadores de categoría social, el que mayor correlación presenta con el éxito/fracaso en la escuela es el nivel de estudios y cultural de los padres.

Se me viene a la memoria una famosa frase de AUSUBEL:

“De todos los factores que influyen en el aprendizaje, el más importante consiste en lo que el alumno ya sabe”

 

 

Quizás te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.